Accessibility links

Teléfono +44 1293 844 886

Horario ininterrumpido

Conozca mejor la operativa del alquiler de aeronaves

Air Partner - 09 may. 2015

Manejar los tiempos es todo en nuestro trabajo. Estar en el lugar adecuado en el momento preciso para atender a cada nuevo cliente y localizar una aeronave que normalmente no estaría disponible para volar a un destino particular. Este es nuestro pan de cada día y gestionar bien el tiempo durante nuestras operaciones es crucial para poder entregar el máximo valor a nuestros clientes.


Después de una semana con un volumen de actividad sin precedentes en Air Partner, pensamos que era un buen momento para contar a nuestros clientes un poco más de nuestra operativa.

¿Qué causó tal volumen de actividad? Un fenómeno natural: unas condiciones meteorológicas que devinieron adversas en muy poco tiempo. Y es que ante tales situaciones la operativa de un vuelo chárter se complica, y mantener una comunicación fluida y regular con nuestros clientes para mantenerles informados es vital, especialmente cuando un imprevisto obliga a modificar el plan inicial. 

 

Porque el plan A puede que resulte inviable... 

Las condiciones meteorológicas son un elemento que está fuera de nuestro control y sin embargo pueden alterar sobremanera un servicio chárter, lo cual significa que gestionar situaciones de meteorología adversa es una de las tareas más desafiantes de nuestro trabajo.

Hay varios aspectos clave a la hora de juntar todas las piezas para reorganizar un vuelo, pero sin duda hay un papel fundamental, el del broker: somos los responsables de que esas piezas encajen. También el de la operadora del vuelo. En primer lugar, hay que confirmar con ella que las condiciones meteorológicas existentes estén dentro de los límites operativos de la aeronave, pues de lo contrario el problema podría ser aún mayor. En segundo lugar, hay que comprobar que la operadora pueda asumir el retraso causado por la reorganización de la ruta. Modificar los horarios de las siguientes rutas comprometidas por la operadora puede hacerle incurrir en costes y, en situaciones de fuerza mayor, no estaría obligada a hacerlo. En ese momento es cuando la relación del bróker con la operadora es fundamental.

La semana pasada y ante tal situación, la operadora aceptó alterar su operativa diaria, lo cual fue acogido con satisfacción por Air Partner. Una vez superado este escollo, tuvimos que comprobar la disponibilidad de slots en el nuevo aeropuerto, que éste estuviese operativo en el nuevo horario, que el alojamiento de los pasajeros estuviera disponible tanto en origen como en el nuevo destino (lo cual no es fácil son más de 100 pasajeros y estamos en un día festivo), que el cáterin puede adaptarse al nuevo horario y que cualquier tipo de carga a transportar pueda también reorganizarse a tiempo. Cualquier punto en esta cadena que no sea viable implica volver al principio. Una vez el rompecabezas está resuelto, uno espera que todo funcione y el vuelo despegue para poder al fin dejar la oficina y disfrutar de algunas horas de sueño.

Todo esto pasó en una semana en la que también organizamos la respuesta humanitaria al terremoto en Nepal, atendimos solicitudes de varios equipos de la Premier League y de la Champions League, proporcionamos una solución chárter a un gobierno con atención al más mínimo detalle, reservamos una aeronave para realizar distintas rutas en el marco de la presentación de un nuevo modelo de automóvil y cerramo el acuerdo con un touroperador para la organización de una serie de vuelos turísticos. Y es que, en Air Partner, cada semana siempre es un reto desafiante.